¿Por qué combinar Eyetracking con Virtual Reality?

La tecnología de eyetracking le ha permitido a la realidad virtual ampliar significativamente sus aplicaciones. Al implementar eyetracking en VR puedes recopilar y registrar datos de miradas en entornos totalmente controlados, es decir, sabrás exactamente dónde está la atención visual de los participantes en cada momento de la experiencia y podrás hacer cambios rápidos en el estudio en cualquier momento.

VR BOx
VP BOX. Foto: Neurometrics

Un hecho que nos impresionó son todas las aplicaciones que se le pueden dar al eyetracking en una realidad virtual, por ejemplo: si se quiere realizar un estudio en algún ambiente peligroso para los participantes, ahora se puede recrear en un mundo virtual; si se quiere testear la efectividad de paneles dentro de un supermercado, se puede reorganizar el interior del supermercado de manera rápida en el mundo virtual y, utilizando el mismo concepto, también se puede testear la organización de productos en las góndolas sin incurrir en costos muy elevados.

Además de las aplicaciones en investigación, el eyetracking, también, beneficia a la experiencia de realidad virtual. Al permitir interacciones naturales a través del seguimiento de los ojos, la experiencia es más inmersiva y por ejemplo: en un videojuego de realidad virtual podrías ver como los avatars de otras personas mueven, no solo su cabeza, sino también sus pupilas y parpados sincronizados con el usuario en la realidad.

Si estas interesado en la infinidad de aplicaciones del eyetracking en virtual reality te recomendamos leer el siguiente contenido:

https://www.tobiipro.com/fields-of-use/immersive-vr-research/