¿Sabías que la respuesta emocional se puede medir con la codificación facial automática?

19 febrero, 2018

Existen varios métodos no intrusivos de codificación facial como la Electromiografía Facial (fEMG por sus siglas en inglés), pero la Codificación Facial Automática es el método más utilizado hoy en día ya que no requiere de equipos altamente especializados, cables, electrodos o amplificadores y, en consecuencia, lo hace el más versátil y fácil de utilizar.

La Codificación Facial Automática utiliza una cámara web HD para detectar el rostro, grabar las expresiones faciales y codificar el estado emocional del usuario frente a algún video, audio o imagen que pretenda causar una o varias emociones.

Hay 4 fases en todo el proceso de la Codificación Facial Automática:

  1. Adquisición del rostro: Realiza el seguimiento en tiempo real del rostro y detecta las dimensiones exactas de esta delimitándola con un cuadro. (Beat Fasel,200)
  2. Extracción y representación de las características del rostro: Se identifican los puntos principales del rostro como las cejas, los ojos y sus extremos, la punta de la nariz, la boca y sus extremos, etc. (Beat Fasel,200)
  3. Extracción de los movimientos faciales: Se identifican los cambios de textura en el rostro mediante el movimiento de sus puntos principales (ojos y sus extremos, boca y sus extremos, etc.). (Beat Fasel,200)
  4. Clasificación: Toda la información obtenida en la fase 3 del proceso pasa por algoritmos de clasificación que utilizan algún modelo de codificación facial como la Codificación de Acción Facial (FACS por sus siglas en inglés) y comparan el rostro identificado con expresiones faciales de este modelo para luego brindarte información más detallada como el nivel de respuesta emocional. (Beat Fasel,200)

Es importante tener en cuenta que un análisis facial puede verse influenciado por variaciones de postura y el nivel de iluminación. Por lo tanto, podría ser buena idea solucionar estos problemas para normalizar la adquisición del rostro antes de realizar la investigación. (Beat Fasel,200)

Fuente:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0031320302000523