Pantallas táctiles

10 abril, 2017

Dejar que el cliente decida cuando y cómo hacer sus trámites o consultas implica también que lo haga de una manera rápida.

El autoservicio es una manera inteligente de garantizar la oportunidad del servicio o la información para nuestros clientes. Sin embargo, sin una adecuada propuesta de interacción, las pantallas táctiles pueden generar el efecto contrario: frustración. Es muy importante conocer al cliente en su modo natural de consulta y alinear las pantallas y la orientación del equipo a sus necesidades. La velocidad del clic en la pantalla, la cantidad de clics para llegar a la información deseada e incluso la orientación de la pantalla de un cajero puede modificar aspectos de uso que harán la transacción más complicada.